Backstreet Boys, ¡nostalgia para tías!

¡Comparte!

Casi una hora después de la cita y tras poco más de dos años de haber pisado suelo mexicano por última vez, los Backstreet Boys volvieron a México para ofrecer la primera de tres presentaciones de su gira DNA World Tour en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México, siendo la nostalgia el principal ingrediente de esta velada, en la que más de uno nos quedamos sordos ante los alaridos de las enardecidas fanáticas.

Al principio pudimos escuchar temas como Everyone (Intro), I Wanna Be With You, The Call, Don’t Want You Back de sus discos anteriores y Nobody Else del disco que da nombre a la gira, los cuales provocaron que desde el primer minuto la gente abandonara sus asientos.

“Gracias por su apoyo porque si no fuera por cada uno de ustedes los Backstreet Boys no existirían, así que gracias”, dijo Brian Littrell a modo de bienvenida a las fans, que en su mayoría pasadas de los 30, parecían, recordar su adolescencia. Poco importó que los vendedores de comida o cerveza se pasearan, la gente sólo quería ver a los intérpretes, quienes dieron lo mejor de sí.

Get Down, Show Me The Meaning Of Being Lonely, Incomplete y More than That, también se escucharon provocando alaridos de histeria. “Los amamos México. Estos gritos significan que aún aman a los BSB porque nosotros estamos locos por México”, dijo Nick Carter para dar paso a Chances, el primer sencillo de DNA.

Shape of my Heart y Drowning, seguidas de Quit Playing Games y As Long As You Love Me, provocaron más emoción pero no tanta hasta que Kevin y A. J., decidieron que era buena idea cambiarse en el escenario, momento que Kevin aprovechó para arrojar un bóxer a la audiencia.

El verdadero regalo llegó cuando interpretaron la primera estrofa y verso de I’ll Never Break Your Heart en español, provocando un coro masivo. También otro guiño a México ocurrió al momento de interpretar Everybody ya que en las pantallas se proyectaron coloridos cráneos alusivos al día de muertos.

The One, I Want It That Way también se escucharon para beneplácito de la gente. Don’t Go Breaking My Heart y Larger Than Life pusieron fin a un recorrido musical de más de dos décadas.

Deja un comentario