Aquí un recuento de lo sucedido con Britney Spears

¡Comparte!

Una disculpita porque estuvimos fuera de circulación unos días, pero ahora que volvimos, y por si no han visto las noticias y o se escondieron en un agujero, aquí les va un recuento de lo que sucedió con nuestra querida Britney Spears, quien el miércoles pasado, apareció en la corte para hablar sobre su tutela.

Lo cierto es que durante su comparecencia, Britney no se guardó nada. Sus declaraciones más relevantes nos pusieron los pelos de punta. Uno podría pensar que ella vive una vida llena de lujos, sin ninguna preocupación, pero ¿han pensado lo que significa no ser capaz de controlar ni siquiera a tu propio cuerpo?

Esto lo decimos porque en su estremecedor testimonio, en el que reveló que ella tiene un DIU (dispositivo intrauterino) que le impide embarazarse. «Quiero poder casarme y tener otro bebé, pero según ellos, bajo la tutela no puedo hacerlo». Si no están coartando sus derechos sexuales y reproductivos, no sé qué otra cosa pueda significar.

A eso súmenle, que ni siquiera puede tener dates normales con su novio Sam Asghari. O sea, para todos es normal que tu novio pase por ti en su auto y te lleven a cenar, al cine o a donde sea. Pues bien, Britney no tiene permitido eso, por lo que el punto anterior se vuelve aún más estremecedor.

Por otro lado, Britney también aseguró que se le medicó con litio, en contra de su voluntad. Según sus «cuidadores», al reusarse a hacer unos pasos de baile, ella estaba poniéndose hostil y sin querer cooperar. ¿En qué momento decir no es ponerse hostil? ¿Y decir no, ameritaba utilizar un medicamento que a la larga es súper peligroso?

También en su comparecencia, Britney dijo que fue obligada a realizar su exitosa residencia de Las Vegas. Bajo el pretexto de que necesitaba trabajar y que debía pagar gastos y que si no, no podría ver a sus hijos, la artista tuvo que hacer un residencia que no quería. Luego, cuando casi hace una segunda, pudo decir no, pero eso también tuvo un alto precio.

La cosa está tan mal con su familia, que también en su alegato y en este recuento, les cuento que Britney Spears quiere demandar a su familia por abuso. Y es que su padre, James Spears, ha hecho por «cuidar» de su hija, una fortuna de 12 millones de dólares. Según ella, se supone que toda la gente a su alrededor debe trabajar para ella, pero en su lugar, se han dedicado a explotarla. Lo peor del caso es que ella no puede hacer uso de su fortuna valuada en 60 millones de dólares.

Lo peor del caso es que Britney no puede contratar a su propio abogado, debe pagar el de su padre para ir en contra de ella (absurdo lo que le sigue). Para colmo, tiene que ir a terapia tres veces a la semana, con gente con la que no se siente cómoda (cuando es el principio básico para que la terapia funcione). Además, quiere privacidad porque los paparazis la acosan a la salida o logran captarla en la sala. ¿Es mucho pedir que reciba al psicólogo, psiquiatra o anexas en su casa?

Además, la tutela le ha hecho tanto daño, que Brit dijo que no puede dormir, comer, que está enojada y por supuesto, su ansiedad está a mil. Comentó que tiene episodios de mucho llanto, que no es feliz. ¿Alguno de ustedes podría serlo si no tuviera ninguna libertad?

Para colmo, ayer subió a su cuenta de IG, un texto en el que se disculpa con sus fans por haber dicho que en los últimos dos años, se encontraba bien y era feliz. «No quiero que la gente piense que mi vida es perfecta porque DEFINITIVAMENTE NO LO ES EN ABSOLUTO. Y si has leído algo sobre mí en las noticias de esta semana 📰, obviamente ahora sabes realmente que no es. Me disculpo por fingir que he estado bien los últimos dos años. Lo hice por mi orgullo y me daba vergüenza compartir lo que me pasó. Pero sinceramente quien no quiere plasmar su Instagram de forma divertida 💡🤷🏼♀️».

Lo bueno es que muchas celebs como Justin Timberlake (aunque lo atacaron durísimo en redes por hablar al respecto), Mariah Carey, Paris Hilton, H y muchas más se unieron para apoyar a la artista.

Por el momento no hay más detalles sobre lo que sucede con Britney. Se espera otra audiencia para el 24 de julio, en la que esperemos, por fin la cantante pueda obtener su libertad. Esperemos que con este recuento del caso de Britney Spears todo quede más claro para ustedes. Y #FreeBritney

Deja un comentario